martes, 6 de junio de 2017

Las maravillosas sirenas


© Copyright Carmen Jijón. All rights reserved worldwide.

Las sirenas son elementales del agua salada y son las guardianas de los mares. Son seres míticos, mágicos y proféticos. Suelen ser criaturas amistosas y actualmente intentan atraer nuestra atención hacia la salud de los mares, puesto que la contaminación y sobreexplotación de la vida marina ponen en peligro el delicado equilibro de todo el planeta.

Pertenecen a la familia de las ondinas, así como las nereidas (ninfas marinas), las náyades, las ninfas, las hadas marinas y las oceánides (deidades griegas fluviales). Todas trabajan en conjunto, aunque las ondinas actúan sobre la energía del elemento agua para purificarla y cuidar de las plantas marinas. Las sirenas en cambio, actúan sobre los conocimientos profundos, los cuerpos emocionales sutiles y sobre todo protegen a los animales marinos, tales como ballenas, delfines, focas, tortugas, tiburones, que son los más cercanos a la consciencia humana, así como a formas de vida más antiguas y más simples.

Se debe recordar que el agua es el elemento que rige las emociones, la intuición, los poderes de la clarividencia, el instinto y el subconsciente. Por ello las sirenas están en relación directa con estos poderes. Se las vincula con el amor y la luna, en especial la luna llena. Trabajan con los humanos curando sus problemas y traumas emocionales, ya que su energía es calmante, pero también son seres que pueden transmitir y ayudar a los buscadores de conocimientos más espirituales y más profundos.

Las sirenas son seres elementales que aparecen a la consciencia como mujeres en la parte superior del cuerpo y cola de pez. Algunas veces se las describe como hermosas jóvenes, con cuerpos voluptuosos, largos y brillantes cabellos y una voz seductora y dulce. Representan las emociones y sentimientos, inspiración creadora y su presencia trae consigo presagios de amor, siempre y cuando se les permita nadar libremente.

Las sirenas de las profundidades nadan en las aguas abismales de los océanos, donde se ocultan los más grandes secretos de la humanidad y de la vida. Se dice que los primeros relatos sobre estos seres son antiguos, alrededor de 5 mil años AC, y que Alejandro Magno capturó dos de ellas, cuya piel era blanca como la nieve y sus cabellos eran tan largos como su cuerpo.

Mitología:
En los mitos griegos las sirenas eran genios marinos, mitad mujer, mitad pájaros, hijas de las musas con gran inclinación por la música y el canto. Hechizaban a los navegantes para hundir sus barcos y devorar a los náufragos.

En otros mitos europeos aparecieron las sirenas marinas, criaturas con cuerpos de mujer y colas de pez que habitaban en los arrecifes y peñascos de las islas. Si bien en español mantienen el mismo nombre, las sirenas en el norte de Europa llevan otros nombres para distinguirlas de las clásicas mujeres pájaro o Sirens. En Inglaterra se llaman Mermaids, en la península escandinava se las llama Mermines y en Alemania Meerweiber.

Las sirenas están relacionas con las nereidas, las 50 hijas del titán Nereus y de la titánida Doris. Nereus era el dios oceánico anterior a Poseidón que regentaba los mares hasta que los titanes fueron destronados por Zeus y sus hermanos. Las sirenas o mermaids son descendientes de Poseidón.

En los mitos celtas, eran vírgenes que vivían en el fondo del mar y que ascendían a la superficie del océano con la luz de la luna llena, para sentarse en rocas próximas a las costas, peinar sus hermosos cabellos y observar los barcos que llegaban cerca de los peñascos. Ellas conducían las almas de los marineros al fondo del mar.

Las canciones de las sirenas:

Su rasgo más conocido es su etérea e hipnótica voz. El poder de las sirenas residía en atraer y hechizar a los humanos con sus cantos. Sin embargo, su música es más que seducción pura; las canciones de las sirenas más poderosas son antiguos conjuros que ellas utilizan para transmitir conocimientos profundos, hechizos de transformación y magia.

La presencia de las sirenas en tu vida indica que es hora de sumergirte en aprendizajes espirituales para seguir el llamado de tus voces internas y recargar tu energía en los niveles más profundos.

La preocupación más grande de las sirenas en este momento es el peligro que corre la vida y el delicado equilibrio del sistema oceánico, por culpa de la contaminación con basura, con químicos, con pruebas nucleares y misiles, por los derrames de petróleo y la sobre explotación de los grandes barcos pesqueros. También están preocupadas por los corales que están muriendo y por las matanzas de muchos animales marinos, como delfines, vaquitas, ballenas y focas.

Fuentes:

https://www.elementalbeings.co.uk/mermaids/
Hania Czajkowski, Cartas Mágicas para vivir en la Nueva Tierra
Anna Franklin, Guía de El Anillo de las Hadas
Teresa Martin, Vida, secretos y costumbres del mundo encantado de las hadas.

No hay comentarios:

Contribuyentes