martes, 3 de julio de 2007

Mujer Bisonte Blanco

Mujer Bisonte Blanco

El camino hacia el mundo interno es el camino del ser humano, más allá de las fronteras o límites, de las diferencias en lo físico, en el tiempo o en el espacio, el alma clama, con una sola voz, a todos y cada uno de nosotros. A cada quien la terea de escucharla e ir a su encuentro. De una forma u otra ella nos llamará, si nosotros deseamos escucharla, talvez la encontremos esperándonos en los lugares comunes...

La historia de "La Mujer Bisonte Blanco", es un mito de la nación Oglala de los Sioux, narrada por el curandero Alce Negro, recogido en el libro "Black Elk Speaks". El narrador de los mitos contenidos en el libro, era un apasionado guerrero, cazador, hombre santo y poseedor de la visión... y un remanente viviente de las virtudes y tradiciones de los indios Sioux. Alce Negro (nacido en diciembre de 1863) creía importante narrar la verdad contenida en los mitos y leyendas, y en su vida misma, para compartir con el mundo un poco de su Conciencia y sabiduría, que devenía cada vez más una leyenda en sí misma por la terrible derrota y degradación de los pueblos indios de América del Norte. Alce Negro fue uno de los pocos que vivió tanto la era del esplendor y la libertad como la de la lucha y la guerra, y es descrito como un hombre santo y sabio, lleno de calor humano, un buen narrador de historias y poseedor de un gran sentido del humor.

La publicación de este libro data de 1932 y es escrita por John G. Neihardt, quien entrevistó, conoció y convivió con Black Elk (Alce Negro) y es el encargado de transmitir su aprendizaje y mantener viva la sabiduría de los Sioux, para quienes no pertenecemos a su cultura.
Mujer Bisonte Blanco

Este relato narra cómo llegó la primera pipa medicinal al pueblo Oglala. Hoy en día, la tradición de la búsqueda de la visión y el camino interior, se ha integrado a otras experiencias y ceremonias a lo largo de América. En América del Sur podemos encontrar las tradiciones más antiguas y la búsqueda espiritual en prácticas similares. Esta hermosa historia está cargada de simbolismo y en un lenguaje mítico trae aquí la esencia del encuentro con el alma:

Cuentan que hace muchísimo tiempo, dos exploradores salieron en busca de un bisonte; cuando llegaron a la cima de una elevada colina miraron hacia el norte y vieron a la distancia que algo se aproximaba. Cuando estuvo más cerca, exclamaron, "¡Es una mujer!", y así fue. Entonces, uno de los exploradores, que era un necio, tuvo pensamientos lujuriosos y los expresó en alta voz. Pero el otro respondió: "Se trata de una mujer sagrada, aparta esos malos pensamientos".

Cuando ella llegó todavía más cerca, ambos vieron que vestía un finísimo vestido de piel blanca de venado, su cabello era muy largo, y ella era muy joven y muy bella. Ella conocía sus pensamientos y dijo con una voz que sonaba como un canto: "No me conoces, pero si quieres hacer lo que piensas, puedes venir." Y el necio fue; pero cuando se detuvo ante ella, apareció una nube blanca y los envolvió. La bella mujer joven emergió de la nube, y cuando ésta se disolvió el necio era un esqueleto cubierto de gusanos.

Después, la mujer le habló al que no era necio: "Volverás a casa, le dirás a tu pueblo que voy a llegar y que deben construir una gran tienda para mí en el centro de la nación". Y el hombre, que estaba muy asustado, regresó velozmente y se lo contó a la gente, que hizo de inmediato lo que ella ordenaba. Y se reunieron en torno de la enorme tienda a la espera de la mujer sagrada. Tiempo después, ella llegó, muy hermosa y cantando, y al entrar a la tienda esto fue lo que entonó:

Con aliento visible estoy caminando.
Un voz emito mientras camino
De modo sagrado estoy caminando.
Con huellas visibles estoy caminando.
De modo sagrado camino.

Y mientras cantaba, salía de su boca una nube blanca que olía bien. Luego ella le entregó algo al cacique, que era una pipa con un cachorro de bisonte tallado en un costado, símbolo de la tierra que nos sustenta y alimenta, y con doce plumas de águila colgando del tubo, símbolo del cielo y de las doce lunas, y estaban unidas con una fibra que jamás se corta. "¡Vean!", dijo ella. "Con esto se multiplicarán y serán una nación digna. Nada saldrá de ella salvo el bien. Sólo la conservarán las manos de los justos y los malos ni la verán siquiera". Cantó de nuevo, y abandonó la tienda; y mientras el pueblo la veía alejarse, de repente fue un bisonte blanco que partía resoplando al galope, y pronto desapareció. Esto cuentan, yo no sé si sucedió o no; pero si lo piensan, verán que es verdad. (Black Elk)

4 comentarios:

venus dijo...

felicitaciones

Andrei Kupalinka dijo...

... no entiendo el mensaje . que quiere decir... por que con la pipa se multiplicarian y serian una nacion digna...??

Oonagh dijo...

Hola Andrei,
En las leyendas y mitos nunca hay que tomar las cosas de manera tan literal. La historia es parte de una serie de tradiciones que a nosotros, los no-sioux, se nos escapan. Cuando la puse allí, estaba buscando una historia que reflejara la presencia de la Diosa en distintas culturas. Esta leyenda cuenta cómo un pueblo fue bendecido, pero la totalidad del significado de sus símbolos se nos escapa. Busca más profundamente el mensaje en tu alma, no te quedes en la connotación de estas palabras. Si aún no entiendes el mensaje es porque aún no tienes que entenderlo.

Angeyala dijo...

Hace poco en una meditación se me apareció un bisonte negro. Luego he comenzado a investigar. El es mi animal de poder. Desde ayer como a mi mente mujer bisonte y me encontré entonces con esta hermosa leyenda. Y me hace mucho sentido sobre todo en lobque respecta a "sólo la conservarán las manos de los justos y los malos ni siquiera la verán". Gracias. Es una respuesta a mi corazón

Contribuyentes