viernes, 28 de septiembre de 2007

Serie diosas, 4to capítulo: Freyja

En la mitología nórdica existen dos familias de dioses: los Vanir y losÆsir. De los Vanir provienen Njord y sus hijos Freyr y Freyja. Los dioses nórdicos son multifacéticos y representan varias funciones, en este sentido Freyja no es la excepción.

Freyja, Freya o Vanadis es la diosa nórdica del amor, la belleza, las profecías, la atracción entre hombres y mujeres, la magia, la sexualidad, la lujuria, la vegetación, la fertilidad, la curación y el liderazgo. Se la pone junto a Frigga, cuya energía femenina es más madura. Ambas constituyen aspectos de la Gran Madre. Como diosa de la magia, fue la primera que llevó los oráculos a los países nórdicos. La magia de Freyja se llama Seidhr y se dice que cualquier practicante de ésta tiene un contacto con Freyja tarde o temprano. Odin y Freyja intercambiaron sus conocimientos magicos, su magia seidhr por las runas de Odín. La manifestación de Freyja es la libertad vital y la regeneración, como es característica de algunas otras diosas del amor.

A Freya se le representa como una joven bella, voluptosa y lujuriosa y su nombre corresponde al día viernes, por la asociación a la Venus romana (Friday en inglés, Freitag en alemán). Está relacionada especialmente con el amor, la vitalidad erótica y el romanticismo. Era la deidad femenina que más recibía plegarias de amor y una de las que más perduró en el culto pagano, a pesar de la cristianización. También se la llama Mardöll (luz del mar), Gersimi (joya) y Menglödh ("alegre con su collar").
Es esposa de Od, quien solía abandonarla por temporadas largas y por ello, ella lloraba lágrimas de oro rojo. Por ello el oro es conocido como "lágrimas de Freyja". De Od se sabe poco, por lo que se dice que puede ser uno de los nombres de Odín. En leyendas asiáticas se dice que Odín era el esposo de Freyja. Al igual que su hermano Frey, ella es dispensadora de luz. Aunque, como toda diosa del amor y la sexualidad, ella es dueña de sí misma, y por lo tanto tuvo muchos amantes (se dice que casi todo el panteón escandinavo), pero su compañero preferido era su hermano Freyr.

Freyja viaja en un carro arrastrado por dos grandes gatos salvajes, conocidos como gatos-Gib. Hay un término para coqueteo que dice “Tener los gatos de Freyja en los ojos” sigue estando dentro del uso común. Además recorre la Tierra con una capa mágica de plumas de halcón que le permite volar convertida en cualquier pájaro, a través de los mundos, al igual que Frigga, por eso se dice que pueden ser dos visiones de la misma diosa. También se la conoce como distribuidora de las lluvias veraniegas, una de las asociaciones que ella tiene con la fertilidad. Tiene un jabalí llamado Hildisvini. El jabalí tiene una asociación especial, dentro de la mitología nórdica, especialmente relacionado a la noción de fertilidad como a un talisman protector durante las guerras.

Tiene su palacio en Folkwang, en Asgard, que es en la mitología escandinava el mundo de los dioses, por oposición a la tierra que es conocida como Midgard. En el hall de su palacio, Freyja recibe las almas de los muertos, pues tiene derecho a la mitad de los guerreros muertos en combate, y a los que sirve como una valquiria; en realidad es la Primera Valquiria o la diosa de las valquirias. Las valquirias eran hermosas jóvenes guerreras que llevaban las almas de los soldados muertos en batalla al Valhalla o paraíso de los héroes, donde eran atendidos por ellas, bebían hidromiel y disfrutaban de banquetes con deliciosos platos hechos con jabalíes.

Como toda diosa del amor, Freyja es aficionada a los adornos de joyas, en especial a su collar que la hace irresistible, y por ello llamó a su hija con el nombre de "Hnoss", que significa "joya". Como diosa de la guerra ella también lleva sus armas, que son lanza, espada y escudo. Suele ser representada en sus viajes como una mujer atractiva de cabello suelto con un enorme collar, conocido como Brisingamen.

A Freyja se le atribuyen los colores verde, oro, azul y rosa. Sus metales son: el oro la plata y el bronce. Los árboles sagrados: el abedul, el arce y el manzano y sus maderas son útiles para herramientas, rituales, amuletos e imágenes de Freyja. Por supuesto sus animales son los gatos de todos los tamaños , salvajes y domesticos junto con los jabalíes y los halcones. Las piedras preciosas que más le gustan son la esmeralda, la perla, la venturina, el cuarzo rosa y el ojo de tigre (para representar el collar Brisingamen de Freyja) y el ámbar, que también representa las lágrimas que derramó por su desaparecido esposo Od.

El collar de Freyja es muy famoso. La leyenda es la siguiente: "No lejos del palacio de Freya hay una gruta habitada por cuatro enanos, orfebres muy hábiles (Dvalin, Alfrik, Berling y Grer). Un día observó entre los enanos un collar de oro (el Brísingamen) que le inspiró un vivo deseo, y ofreció una gran cantidad de oro para pagarlo; pero los enanos, señores de todos los metales, no deseaban oro. Para obtener el collar, la diosa debía pagar otro tipo de precio: pasar una noche con cada uno de ellos. Ella aceptó y obtuvo el collar; pero Loki se enteró de todo e informó a Odín: éste le ordenó que le quitara a la diosa el collar así adquirido. Él lo hizo, transformándose en diversos animales. Pero Freya adivinó quién se lo había robado y acabó por obtener de Odín el collar de regreso; pero no sin que antes Odín solicitara de Freya lo mismo que había ofrecido a los enanos a cambio. Finalmente Odín entregó el collar sin que la petición se cumpliera.

Como Freyja es la diosa de la belleza es perseguida a menudo por pretendientes, sobre todo gigantes. Aunque cuando aparece vestida solo con su collar, ningún hombre puede resistir sus encantos. Esta es otra leyenda que ilustra lo antes dicho: Para edificar el Asgard, los dioses contrataron los servicios de un gigante que fue su arquitecto. Éste había prometido construirlo en un tiempo muy corto, y los dioses habían prometido que si esto era así, le cederían al joven arquitecto en pago por su trabajo al Sol, la Luna, y la diosa Freyja. Ahora bien, el arquitecto poseía un caballo maravilloso capaz de transportar en un instante masas increíbles de roca; tanto y tan bien actuó que, pocos días antes del plazo fijado, el palacio se aproximaba a su perfección. Los dioses, que habían establecido el pacto porque creían que el gigante no era capaz de cumplirlo, sintieron miedo, y se les ocurrió crear una yegua maravillosa (de hecho, Loki disfrazado), a la que pusieron en el camino del caballo. Éste abandonó su trabajo para perseguirla, y el gigante fue incapaz de terminar el trabajo como había prometido. Furioso por su derrota, el gigante quiso lanzarse contra los dioses, pero Thor lo derribó.

Fuentes: wikipedia y http://home.earthlink.net/~jordsvin/Jordsvin%20en%20castellano/Observaciones%20Freya.htm

5 comentarios:

Oonagh dijo...

Me encanta la fortaleza y la sensualidad que emana Freyja, además de que soy toda una fanática de los gatos. Trabajar con las diosas del amor y con su fuerza, determinación, libertad y complejidad, me ha ayudado a ponerme en contacto con eso en mí misma. Gracias a las diosas por su ayuda. Además de que han traído a mi vida la poesía.

Derrelicto dijo...

Veo que estos dioses, como los de la mayoría de mitologías, son bastante humanos por sus engaños y disputas y todo... Me recordaron a Zeus con su familia y amores.

Oonagh dijo...

Pues sí, el panteón nórdico tiene mucho de "humano".

Anónimo dijo...

Freya divinamente hermoza, sensual y lujuriosa.. me encanta me siento muy identificada con ella, es mas jamas supe de su leyenda simplemente soñe su nombre y decidi buscar y creo mucho en la reencarnacion.. pues creo tener sus cualidades..

Capt.leon dijo...

Hola quisiera que me aclararan una duda.
la mitad de los guerreros caidos en combate iban al palacio de odin, y la otra mitad al palacio de freya.
mi pregunta es ¿como los seleccionaban, que caracteristicas debia tener un guerrero para ir al palacio de Odin y que caracteristicas debia tener un guerrero para ir al palacio de Freya?

agradeceria su respuesta

Datos personales

Mi foto
Wandering by nature, constantly encountering other realms...